Sentarse a lo indio

Sentarse a lo indio, Meditación Mindfulness

¿es malo sentarse al estilo indio?

Necesito ayuda para vencer a este demonio que me acosa desde que tengo uso de razón. Por mucho que lo intente, no puedo en absoluto sentarme en esa ingeniosa posición de piernas cruzadas que aparentemente puede la mayoría de la gente. Tengo 20 años, mido 1,70 y peso 165, y me considero en buena forma, así que no veo ninguna razón por la que no pueda acercarme. Cuando lo intento, mis rodillas siguen sobresaliendo en el aire y no es ni de lejos cómodo. Supongo que esto se debe a mi terriblemente inflexible cadera/groñal/lo que sea, así que necesito ayuda. ¿Qué estiramientos, ejercicios u otros métodos debería probar para solucionarlo? 21 comentarioscompartirinformar70% VotadoEntrar o registrarse para dejar un comentarioEntrarRegistrarseOrganizar por: mejor

Por qué siempre me siento al estilo indio

En la antigua India, se conoce como la Posición del Loto. Si se tiene la suficiente flexibilidad para colocar las rodillas en el suelo, es una posición que permite mantener el cuerpo completamente firme durante largos periodos de tiempo. Hoy en día, algunos grupos de estadounidenses la denominan “criss cross apple”.
Sentarse al “estilo indio” significa sentarse en el suelo con las piernas cruzadas (casi en forma de pretzel). Es una variante de la posición de loto, que es una postura de yoga, un tipo de ejercicio meditativo desarrollado hace más de 5.000 años… en la India, donde la gente se llama correctamente indios.
Pero la postura del loto no es sólo para los niños: también tiene ventajas para los adultos. “A nuestro cuerpo le encanta la variedad: entrar y salir de diferentes posiciones, incluida la de sentarse con las piernas cruzadas, es muy beneficioso para mantener la amplitud de movimiento en la articulación de la rodilla y la cadera”, dice Duvall.
El uso de la señal de la cruz se remonta a los primeros tiempos del cristianismo, ya que la Tradición Apostólica del siglo II ordenaba que se utilizara durante el exorcismo menor del bautismo, durante las abluciones antes de rezar en los momentos de oración fijados y en los momentos de tentación.

  El milagro del mindfulness pdf

Origen de la postura sentada al estilo indio

La postura sentada es una posición básica de acción y descanso en la que el peso del cuerpo se apoya principalmente en las tuberosidades isquiáticas óseas con las nalgas en contacto con el suelo o con una superficie horizontal como el asiento de una silla, en lugar de hacerlo con las extremidades inferiores como en la postura de pie, en cuclillas o de rodillas. Al sentarse, el torso está más o menos erguido, aunque a veces puede apoyarse en otros objetos para lograr una postura más relajada.
Estar sentado durante gran parte del día puede suponer importantes riesgos para la salud, y un estudio sugiere que las personas que permanecen sentadas regularmente durante periodos prolongados pueden tener tasas de mortalidad más altas que las que no lo hacen[1][2] La persona media permanece sentada durante 4,7 horas al día, según un estudio global que representa al 47% de la población adulta mundial[3].
Las formas más comunes de sentarse en el suelo consisten en doblar las rodillas. También se puede sentar con las piernas sin doblar, utilizando algo sólido como apoyo para la espalda o apoyándose en los brazos. Sentarse con las piernas dobladas puede hacerse con las piernas casi paralelas o cruzándolas entre sí.

  Escuchar musica para meditar gratis

Sentada ofensiva al estilo indio

Durante miles de años, los seres humanos han descansado en el suelo utilizando variaciones de una posición en cuclillas, con las piernas cruzadas o de rodillas. Y a pesar de la disponibilidad de sillas y objetos para sentarse, sentarse en el suelo sigue siendo habitual en muchas culturas.
Según los informes, muchas personas de habla inglesa se refieren a sentarse en el suelo como “estilo indio”, aunque también se conoce como “estilo turco”. En Corea, se denomina “estilo Yangban”, en honor a la clase dirigente tradicional. Mientras que en Japón, la manera formal de sentarse se llama seiza, que consiste en sentarse sobre los talones con las rodillas apoyadas en el suelo.
En el yoga, sentarse con las piernas cruzadas en el suelo se conoce como sukhasana o loto, y se afirma que está diseñado para estirar los músculos, mejorar la postura y aportar paz mental. Algunos afirman que sentarse en esta posición mientras se come favorece la digestión.
Estas posiciones con las piernas cruzadas, en cuclillas y de rodillas estiran las caderas, las piernas, la pelvis y la columna vertebral, ayudando a promover la flexibilidad y el movimiento natural. Dado que las personas pasan cada vez más tiempo sentadas durante el día, ¿deberíamos optar por el suelo en lugar de una silla en beneficio de nuestra salud y bienestar?

  Que significa gratitud